CREMA LIGERA DE TOMATES ASADOS

CREMA LIGERA DE TOMATES ASADOS

 

CREMA LIGERA DE TOMATES ASADOS

 

Esta crema es quizás de las pocas recetas que hacemos cuando aún no es temporada de tomates, porque apetece más en invierno y porque al asar los tomates consigues un sabor muy intenso aunque estos no estén un su mejor época. Es sencilla y super sana por lo que se puede convertir en un básico entre tus recetas.

 

INGREDIENTES PARA LA CREMA ( 2 pers)

600g de tomates maduros

1 cebolla roja mediana

1 diente de ajo

1/2 cdta azúcar moreno

1/2 vinagre balsámico

2 cda de crema de queso

2 cda AOVE

Sal y pimienta negra recién molida

1/2 litro de agua

Para el acabado:

Ricotta, albahaca fresca y copos de chile.

 

PASOS A SEGUIR

Precalentamos el horno a 180Cº.

Cortamos el ajo en rodajas finas y la cebolla en rodajas un poco más gruesas y sofreímos con el aceite en un cacerola apta para horno. Cuando empiece a dorar añadimos los tomates partidos por la mitad, con el lado del corte boca abajo, salpimentamos, añadimos el azúcar, el vinagre y dejamos dorar a fuego fuerte 3-4min. Removemos bien y lo llevamos al horno, asamos de 20-25min.

Transcurrido el tiempo sacamos del horno y continuamos cocinando en la placa, añadimos el agua y llevamos a ebullición 4-5min, bajamos el fuego y añadimos la crema de queso, seguimos cocinando 3-4min más.

Retiramos del fuego, dejamos que enfríe un poco y vertemos en un vaso de batir, procesamos a velocidad media para que quede con un poco de textura y probamos para rectificamos de sal y pimienta.

Servimos caliente y acabamos con ricotta, unas hojas de albahaca fresca y copos de chile que le da un punto picante que va genial con el tomate. Puedes añadir picatostes o usar un queso más curado tipo parmesano o pecorino que también le irá fenomenal.