DULCE DE MEMBRILLO

DULCE DE MEMBRILLO

Noviembre nos trajo membrillos! Y es el momento de rellenar nuestro fondo de nevera con un buen dulce para las navidades. En muchas regiones de España se consume como postre generalmente acompañado de quesos blandos pero lo cierto es que su dulce afrutado encaja en mil combinaciones y en casa aparece desde el aperitivo, al desayuno. Sencillo y con mil años de historia, que nadie te engañe diciendo que no merece la pena hacerlo porque casero es una locura.

DULCE DE MEMBRILLO

INGREDIENTES:

1 Kg membrillos maduros

1 Kg de azúcar moreno

Agua

PASOS A SEGUIR:

En primer lugar lavamos bien los membrillos intentando retirar la pelusa que tiene la piel. Llenamos una olla grande de agua y ponemos los membrillos que queden bien cubiertos. Llevamos a ebullición y cocemos a fuego medio-alto hasta que están bien blandos, aproximadamente una hora. Pinchamos para comprobar que están y retiramos.

DULCE DE MEMBRILLO

Dejamos que se enfríen y pelamos bien. Una vez pelados los partimos en cuartos y retiramos el corazón y las semillas dejando solo trozos de membrillo limpios. A continuación lo pasamos por el pasapurés para conseguir una textura fina.

DULCE DE MEMBRILLO

Una vez hecho puré lo volvemos a pesar y usamos la misma cantidad de membrillo que de azúcar, en nuestro caso un kilo de membrillo  se ha quedado en 735g por lo que pesamos esta cantidad en azúcar.

Y ya solo queda echarle paciencia, ponemos el membrillo junto al azúcar en una olla que no se pegue y removemos hasta que el azúcar se disuelva y espese la mezcla. Este proceso puede durar de una a tres horas, depende de la cantidad de membrillo y de la potencia del fuego. Nosotros preferimos hacerlo a fuego lento aunque tarde más y así te aseguras de que no se agarra al fondo de la olla aunque aun así hay que mover constantemente.

Cuando la mezcla se despegue del fondo de la olla es la señal de que tu dulce está listo. Vuélcalo en el recipiente donde lo quieras conservar y deja que se enfríe antes de tapar, puedes repartirlo en varios recipientes más pequeños e ir consumiendolo por partes. En unas 24h tendrá la consistencia definitiva.

DULCE DE MEMBRILLO

Si haces esta receta, 50% membrillo 50% azúcar, la conservación será muy buena e incluso lo puedes dejar fuera de la nevera en un lugar fresco ya que el azúcar actúa como conservante. Si reduces la cantidad de azúcar (nunca bajes de un 70% de azúcar) la conservación puede no ser tan prolongada y conviene guardar en la nevera.

En una tabla de quesos de cualquier tipo, carnes fuertes, patés de caza o foie. De postre con un yogurt natural o en tostadas con mantequilla! Prueba lo que se te ocurra con él y tenlo siempre a mano para acabar un postre o una tarta.

 

DULCE DE MEMBRILLO

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *