FABES CON ALMEJAS

FABES CON ALMEJAS

De cada viaje intentamos llevarnos algo y si algo recordamos de nuestro paso por Asturias es la variante de Fabes con productos del mar. Es menos conocida y por ello quizás menos valorada pero si paras en uno de los pueblos pesqueros de la provincia y pruebas esta receta tradicional asturianas tu corazón quedará dividido para siempre entre la fabada y su versión marinera. Es sencilla aunque como todo puchero necesita tiempo y cariño, ahí van unas Fabes con Almejas!!

Fabes con Almejas
INGREDIENTES (para 4 personas)
– Para las Fabes:

300 g de judiones de la granja.

1 cebolla mediana

1 puerro (solo la parte blanca)

2 zanahorias

2 hojas de laurel

2 dientes de ajo

Sal

– Para el resto de la receta:

350 g de almeja japonesa

1 cebolla mediana

1 ½ dientes de ajo

Pimentón dulce

Perejil

Vino Blanco

1 pimienta cayena seca

Aceite de Oliva

Sal

PASOS A SEGUIR:

Ponemos las fabes en remojo la noche anterior.  En este caso es importante que el producto sea de buena calidad y busquemos unas buenas fabes como las de la Granja.

Antes de empezar a hacer las fabes ponemos las almejas en un bol con agua y sal para que vayan soltando la posible arenilla que tengan dentro. Aquí también será importante buscar una almeja de buena calidad, pero puede encarecer bastante el plato, nosotros hemos optado por la almeja japonesa que en relación  calidad-precio es perfecta para este plato.

Escurrimos las fabes que llevan un día en remojo y las ponemos en una olla grande, echamos agua hasta que queden cubiertas por completo. Calentamos a fuego fuerte y cuando empiece a hervir bajamos la temperatura y dejamos a fuego lento. A continuación añadimos la cebolla pelada, el puerro,  las zanahorias peladas, el pimiento, el laurel, los dientes de ajo pelados y un puñado de sal sin pasarnos ya que más adelante podremos corregir.

 

Dejamos cociendo las fabes a fuego lento una hora y añadimos la patata. Dejamos nuevamente cociendo a fuego lento durante al menos una hora más hasta que las fabes estén blanditas. Durante la cocción iremos comprobando la olla y si vemos espuma en la superficie la retiramos. También añadiremos agua caliente a medida que vaya haciendo falta para que siempre este cubierto. De vez en cuando movemos la olla en vaivén cogiéndola de las asas.

Cuando las fabes estén en su punto sacamos la cebolla, el pimiento y el puerro y lo pasamos por el pasapuré. Apartamos la olla del fuego y reservamos mientras hacemos las almejas.

En una olla a fuego medio echamos aceite de oliva hasta cubrir todo el fondo, cuando esté caliente añadimos un diente y medio de ajo bien picado y después añadimos la cebolla en dados muy pequeños. Salamos ligeramente y dejamos sofreir unos 5 min con cuidado que no se queme. Añadimos las almejas, medio vaso de vino y tapamos la olla. Dejamos cocer hasta que se abran las almejas y entonces añadimos una cucharadita de pimentón dulce, una cayena seca y perejil picado. Removemos con cuidado y añadimos un poco del caldo de las fabes.

Una vez tenemos listas las almejas las incorporamos a la olla de las fabes y removemos lentamente, ponemos a fuego medio-bajo unos 5 min para que se integre bien todo y ya lo tenemos listo para servir!!

Como ves cariño, tiempo y una buena materia  prima es todo lo que necesitas para poner en tu mesa un plato de cuchara donde todos mojarán pan 🙂