HOJALDRES DE MORCILLA Y RICOTTA

Hojaldres de Morcilla y Ricotta

No hace mucho pasamos un par de días en Burgos y volvímos encantados no solo de la ciudad y su Catedral que te dejan mudo sino también de cómo comen los burgaleses y su maravillosos productos de los que dimos buena cuenta.  Quizás la Morcilla de Burgos es su producto estrella y como era de esperar nos trajimos para dar y tomar. Esta receta es una de las elaboraciones que ha surgido de la utilización de tan rico producto que por descontado no solo está de vicio pero que además te permite integrarlo en un sinfín de recetas.

HOJALDRES DE MORCILLA Y RICOTTA

INGREDIENTES:

1 Plancha de hojaldre rectangular

200 g de Morcilla de Burgos

200 g de Ricotta

80 g de Piñones

1 manojo de Cebollino fresco

1 Huevo

Semillas de Amapola

Aceite de Oliva suave y sal

PASOS A SEGUIR:

Cortamos la morcilla en rodajas, le quitamos la tripa y la desmenuzamos. En una sartén con una pizca de aceite rehogamos bien la morcilla mientras ayudamos a que se deshaga lo maxímo posible. Por norma general la Morcilla de Burgos además de arroz incorpora cebolla, sal, pimienta entre otros ingredientes por lo que no necesitamos añadir nada más al rehogarla. Una vez está bien doradita y deshecha la retiramos y reservamos.

HOJALDRES DE MORCILLA Y RICOTTA

Mientras la morcilla enfría tostamos los piñones y picamos el cebollino fresco.  A continuación, en un bol grande unimos todos los ingredientes; la morcilla, el queso, el cebollino y los piñones, integramos bien con ayuda de una cuchara y probamos de sal. El queso Ricotta es bastante neutro por lo que nosotros solemos añadir al relleno un poco más de sal.

HOJALDRES DE MORCILLA Y RICOTTA

Una vez tenemos el relleno listo, extendemos la plancha de hojaldre y con un molde circular cortamos circunferencias de masa. En una superficie enharinada trabajamos el hojaldre, en el centro ponemos una cucharada de relleno y cerramos en forma de media luna, sellamos los bordes y plegamos hasta unir en el centro los extremos. Es como hacer raviolis y quedan bastante bien sellados lo que evita que se habrán durante el horneado.

HOJALDRES DE MORCILLA Y RICOTTA

Conforme le vamos dando forma los colocamos en la bandeja del horno sobre papel de hornear y una vez están todos listos pinchamos repetidas veces con un tenedor para evitar que se hinchen durante el horneado, pintamos con huevo batido generosamente y espolvoreamos las semillas de amapola.

Horneamos 30 a 40 min hasta que veas que están bien doraditos. Nuestro truco es no dorarlos demasiado para darle un último horneado justo antes de servirlos y comerlos calientes que nos gustan más aunque fríos están igualmente buenos.

HOJALDRES DE MORCILLA Y RICOTTA

HOJALDRES DE MORCILLA Y RICOTTA

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *