MERMELADA DE KUMQUAT

MERMELADA DE KUMQUAT

El kumquat, más comúnmente conocido como naranja china debido a su procedencia, es una fruta de la familia de los cítricos que podemos utilizar de diversas formas en sustitución de la naranja amarga. La peculiaridad de esta especie de naranja es que la piel es totalmente comestible. Además es un árbol tipo arbusto perfecto para decorar la terraza y aprovechar sus frutos durante todo el año. En esta ocasión hemos hecho una mermelada muy fácil de hacer pero con un sabor muy especial por la mezcla del amargo de las naranjas chinas y el dulce de la propia mermelada.

MERMELADA DE KUMQUAT

INGREDIENTES

1 Kg de kumquat

350 g de azúcar

Zumo de una naranja

PASOS A SEGUIR

Lo primero es hacerte con un kilo de estas naranjas, durante su temporada, final del invierno, son relativamente fácil de encontrar y aunque no sean muy baratas le sacas el 100% de rendimiento por lo que al final tu mermelada si que será  económica. Nosotros tenemos un naranjo de esta especie en la terraza de casa por lo que nos es bastante fácil hacernos con la materia prima, solo hay que recolectar!!

Lavamos las kumquats, quitamos los rabitos, los cortamos en cuatro cuartos, le quitamos las pepitas y la parte blanca del centro intentando no perder demasiado zumo.

Una vez tenemos los kumquats listos los volvemos a pesar para ver cuanto se ha perdido durante la limpieza, en nuestro caso del kilo inicial nos quedaron 700 g, y por eso utilizamos la mitad de azúcar 350 g

MERMELADA DE KUMQUAT

Una vez tenemos los kumquats listos los volvemos a pesar para ver cuanto se ha perdido durante la limpieza, en nuestro caso del kilo inicial nos quedaron 700 g, y por eso utilizamos la mitad de azúcar 350 g.

A continuación, las podemos cortar a cuchillo en juliana más o menos fina según el gusto, o bien lo podemos meter en el vaso batidor y darle con cuidado para no cortarlos demasiado, esta segunda opción es la que utilizamos ya que es mucho más rápida y sencilla y no afecta para nada al resultado.

MERMELADA DE KUMQUAT

Ponemos una cazuela al fuego y añadimos las naranjas, el azúcar y el zumo de la naranja.  Llevamos a ebullición y después bajamos la temperatura y dejamos a fuego lento aproximadamente 40 min. Durante el proceso iremos removiendo de vez en cuando e iremos comprobando como va cambiando de textura. Cuando veamos que parece mermelada pero un poco más líquida es el momento de retirarla y dejarla enfriar. Hay que tener en cuenta que cuando se enfríe es cuando adquiere esa textura más melosa de la mermelada. Si nos pasamos con el tiempo y está demasiado melosa cuando la retiramos del fuego tendremos el problema de que cuando enfríe estará muy dura y difícil de comer. Así que si tenéis dudas de cuando quitarlo del fuego tened en cuenta que es mejor sacarlo antes de tiempo y que quede un poco más líquida que pasarse y que nos quede como un caramelo de goma dura.

Y listo!! mermelada  casera de la que disfrutareis  en los desayunos,  como complemento de yogurt,  para acabar un postre o como más nos gusta a nosotros en la tabla de quesos, esperamos que os guste 🙂