PUCHERO ANDALUZ

PUCHERO ANDALUZ

Como pasa con casi todas las recetas típicas de un país, según la zona donde se hagan adquiere características diferentes e incluso varían de nombre aunque el concepto inicial sea el mismo. Eso ocurre con el cocido español que según donde lo comas sabrá de una forma u otra, el que os contamos hoy es el que se ha hecho en casa siempre y el que se hace en casi todas las provincias del sur de España; El puchero Andaluz. Es más ligero, con menos grasa ya que incorpora menos productos del cerdo, se come según las costumbres de cada casa y aunque no lo parezca esta receta no requiere mucha destreza, solo necesita cariño y una mañana de tu tiempo.

PUCHERO ANDALUZ

INGREDIENTES (para 4 personas)

400 g de garbanzos pesados en seco (100g por persona)

¼  kl de jarrete (corte de ternera para guiso)

½ gallina

1 hueso blanco (hueso de pata de cerdo salado)

1 trozo de tocino salado

1 costilla salada

1 hueso de caña (a ser posible con tuétano)

2 zanahorias

2 pencas de apio

1 nabo

2 patatas grandes

1 puñado de arroz redondo

Sal y agua

PASOS A SEGUIR:

Para hacer esta receta hay que tener un mínimo de planificación porque debemos poner los garbanzos en remojo la noche anterior para aligerar el tiempo de cocción y queden más tiernos. Para ello enjuagamos los garbanzos y los ponemos en un bol cubierto de agua. A la mañana siguiente habrán doblado su tamaño y estarán mucho más blandos.

Lo primero es llenar la olla exprés ¾ de su capacidad que serán unos 2 litros y medio de agua y la ponemos a calentar. Mientras, preparamos los avíos del puchero, en un cazo con agua ponemos los huesos, la costilla y el tocino y lo llevamos a ebullición, dejamos hervir unos minutos y escurrimos, con esto limpiamos el exceso de sal para evitar que el puchero quede demasiado salado. A continuación quitamos la piel de la media gallina y partimos en dos trozos, limpiamos el jarrete y lavamos el apio. Una vez tenemos todo listo vamos agregando a la olla los garbanzos y el resto de avíos y dejamos a fuego fuerte 15-20 min. Durante este tiempo debemos ir retirando de vez en cuando la espuma que se crea en la superficie con ayuda de una espumadera o cuchara.

PUCHERO ANDALUZ

A continuación tapamos la olla sin cerrar del todo y dejamos 15 min más mientras pelamos las zanahorias y el nabo. Pasado este tiempo si el caldo está blanco los añadimos a la olla y ahora sí cerramos la olla exprés, ponemos a fuego medio-alto y dejamos 30 min desde que empiece a pitar. Mientas, pelamos las patatas y las cortamos en cachelos.

PUCHERO ANDALUZ

Pasado los 30 min abrimos la olla (apagamos el fuego y quitamos el aire a presión a la olla antes de abrir) pinchamos la carne y si está tierna es el momento de retirar el caldo pero si no lo está tendríamos que poner la olla de nuevo 10 min extras. Podemos sacar un litro de caldo aproximadamente con el que hacer sopa de picadillo o tomarlo tal cual. Ten en cuenta que tenemos que dejar una cantidad mínima de caldo que cubra las patatas.

PUCHERO ANDALUZ

A continuación desechamos los huesos y rectificamos de sal, añadimos las patatas cortadas a cachelos y el puñado de arroz (opcional) y dejamos a fuego medio unos 20 min chispa más o menos sin tapar la olla, si ves que andas justo de caldo puedes tapar la olla para hacer la patata en 10 min y así no perder líquido.

PUCHERO ANDALUZ

Y listo ya tenemos el Puchero cuyo olor habrá impregnado toda la casa dando aun más ganas de probarlo. Como servirlo y comerlo forma parte de la tradición y costumbre de cada casa y lo mejor es que descubras como te gusta más comerlo, no obstante en nuestra familia lo hacemos así; En un plato grande al centro de la mesa se servir toda la carne que llamamos pringá, con el tocino y el hueso de caña que será para el más rápido en cazar este manjar!!  Después a cada comensal le servimos un plato hondo completo con todos los ingredientes, caldo incluido y ya está en cada uno añadir al plato algo de carne o reservarse algunas patatas para acompañar a la pringa en segundo lugar.

PUCHERO ANDALUZ

PUCHERO ANDALUZ

Sea como sea te gustará igual y por supuesto tiene que sobrar porque de ahí salen dos recetas que nunca pueden faltar, croquetas de cocido o ropa vieja porque en el sur siempre cocinamos para más de los que somos y siempre hay un plato en la mesa para el que aparece de sorpresa.